Guía definitiva del juego sucio para ganar tu comunidad.

En este artículo detallaremos varias estrategias, artimañas, tretas y engaños para que puedas sacar ventaja a tus rivales y sembrar la polémica entre los demás jugadores para hacerte con la victoria.

Guía definitiva del juego sucio para ganar tu comunidad.
Foto: Comuniate

Avisamos que el siguiente manual está hecho para personas sin escrúpulos que solo piensen en ganar, sin importar que se vayan 'dejando cadáveres en los arcenes'. Para ello comenzaremos con algunos chanchullos básicos.

Saber el dinero de tus rivales

Para ello tendrás que aprovechar cada una de las oportunidades que te dejen. Puedes examinar las capturas que pasen por el grupo de WhatsApp, ir preguntando cantidades aproximadas cuando veas una buena ocasión, de fiesta por ejemplo, ¡que a uno siempre se le calienta la lengua cuando se habla de dinero!

Aunque los fuegos artificiales vienen cuando os juntáis para tomar algo en el bar. En ese momento tendrás que estar atento para mirar por el 'rabillo del ojo' y husmear en móvil ajeno. Si no te dejan más remedio, el plan B será coger el teléfono de cualquiera de ellos y meterte en la aplicación. Como mucho te costará alguna colleja o multa, pero habrá merecido la pena.

Aprovecharse de los más débiles

En toda comunidad siempre hay algún 'cachorrillo' que no le dedica tanto tiempo como tú al juego. Están desinformados, no prestan atención a las novedades de los equipos, lesiones, rotaciones, etc.

Tendrás que ser su consejero, ganarte su confianza para poder empezar a entablar una relación laboral próspera. Le puedes encasquetar aquellos jugadores que ya no te sirven pero que a el le vienen de perlas, venderle la moto con alguna joyita que te saques de la manga o cederle un parche de última hora a precio de riñón. Todo esto lo harás por su bien, o eso tienes que hacerle creer.

Para culminar, le pedirás que te venda algún jugador que te interese a precio amigo que para algo le has estado ayudando.

Boicotear fichajes

Una vez las ligas se empiezan a encaminar y los puestos en la clasificación comienzan a definirse tenemos que empezar a jugar nuestras pequeñas batallitas personales con aquellos más allegados en la tabla.

Imagina que vas primero, que no andas muy sobrado de dinero y encima sale Benzema en el mercado. ¿Vas a permitir que se lo lleven? Ese fichaje debe ser de los que van últimos, ¡pobrecitos hombre! Puedes crear un grupo clandestino con ellos, aconsejar la puja aproximada, comprarles algún jugador para inyectarles dinero, cualquier operación para que se aseguren el fichaje. Una vez acometido el chanchullo aquí paz y después gloria, ya se enterarán en la cena del final... o no.

Dominar el juego psicológico

Tras algunas semanas jugando ya habrás observado qué compañeros son de sangre caliente, de meditar mucho los fichajes o de ir con pies de plomo a la hora de pujar. Esta información es vital.

El día que salga un mercado lleno de estrellas tienes que tirarte el farol de tu vida, vas a decir que te los llevas por 5 'kilos' más de su valor de mercado, que estás harto de no fichar a nadie. Lo harás riéndote de ellos, metiéndote en su cabeza, y no lo podrán dejar pasar, se van a calentar y van a sobrepujar todo lo que puedan. Tú en cambio les pujarás algo razonable, ellos, si se quieren llevar a los jugadores que les cueste un ojo de la cara.

Otra de las estrategias con la que tenerles a raya es amenazar con clausular jugadores para que no puedan dormir tranquilos sabiendo que te interesan las perlas de su equipo (en realidad no las queremos) y se gasten el máximo dinero posible en subir cláusulas. A los que de verdad queramos diremos que están sobrevalorados y que ni siquiera tenemos dinero.

Por último amigo chanchullero, recuerda que 'You´ll Never Walk Alone'    



Últimos comentarios

No hay comentarios por el momento

Partidos de la jornada